¿Por qué no uso KDE definitivamente?

Hace unos días me aventuré a probar KDE 4.6.6 en Debian Testing. El objetivo principal no era otro que darle una oportunidad, o convencerme que definitivamente, este excelente entorno de escritorio no es para mi. Como me lo esperaba, fué lo segundo.

No es que esté predispuesto como me dijera KZKG^Gaara, sino que todavía hay muchas cosas que no me acaban de convencer y por eso he redactado este post, para compartir con ustedes esos detalles que tiene KDE que aún no terminan de gustarme.

Me instalé el paquete de KDE-Full para que no faltara nada y pude comprobar algo que ya sabía y que sin duda alguna merece su mérito: KDE tiene el conjunto de aplicaciones más completo que existe en GNU/Linux. No le falta nada. Pero ahi es donde entra una de las cosas que no me gustan.

La súper integración del escritorio y sus aplicaciones son un tanto excesivas. Puedo citar un ejemplo: Me encanta Kmail, el cliente de correo de KDE, pero este no funciona correctamente si no tienes KWallet funcionando y Akonadi, sobre todo para la gestión de los contactos. Sin KWallet funcionando, Kmail no recuerda las personas a las que le escribo o que tengo en mis Contactos, por lo que no autocompleta las direcciones de correo.

Como todo usuario de KDE debe saber, Akonadi + Virtuoso + Nepomuk son indispensables para que KDE funcione como escritorio semántico, pero al mismo tiempo, elevan el consumo del mismo haciendo que el rendimiento se vea algo pobre. Siempre podemos desactivar (un poco) estas aplicaciones, pero al final siempre harán falta para algo.

KDE es configurable hasta su último rincón, pero para mi gusto todo anda demasiado separado. Es cierto que podemos tener la barra de un color, las ventanas de otro, pero esto se me hace muy tedioso. La gestión de colores aún no termino de entenderla bien y hay algo en la interfaz que no termina de gustarme. El tema Oxygen lo veo muy ñoño, y por más que instalé los motores Gtk necesarios, las aplicaciones Gtk que siempre uso (Firefox, Thunderbird, Pidgin) se veían horrorosas. Eso por no hablar del menú. Lento y para mi con poca accesibilidad. Muchos clic de ratón para llegar a donde se quiere o volver a atrás.

Me disculpan los fanboy de KDE pero Plasma me parece un asco. Configurar los elementos del panel parece toda una Odisea y es que no lo veo para nada intuitivo. Si no usas un Plasmoid o la opción de ver carpetas, el Escritorio de KDE solo sirve para poner un fondo de pantalla.

El panel de Administración/Configuración del Sistema o como quieran llamarle, tiene todo lo que necesitamos, pero es lento y se me hace muy denso. Un usuario nuevo se perdería con tantas opciones. Creo que deberían poner alguna variante más resumidas con las funciones que más se utilizan. Con la gestión de la red y el proxy tuve varios problemas de adaptación.

En fin. Son muchas las cosas que puedo mencionar, pero a modo de resumen puedo decir, que no me gusta tener tantas opciones en un escritorio como tiene KDE, o mejor dicho, no de forma tan complicada. Si tuviese que definir con 3 palabras a KDE, utilizaría: Mounstro, Denso y Abarrotado.

Será que estoy acostumbrado a tener las cosas de forma sencilla en Gnome 2.30 o Xfce 4.8, pero si KDE tuviese menos opciones de configuración creo que yo, y cualquier usuario que solo necesite un buen escritorio para trabajar, seríamos más felices. No es por criticar a KDE, y estoy seguro que sus usuarios podrán encontrar una justificación para cada cosa que no me gusta, incluso a lo mejor para KDE 5 le dé otra oportunidad, pero es que definitivamente, ese escritorio no es para mi.

[end]

Windows 8 copia la función Copiar/Pegar de Linux

Bueno, en vista de que aún no he podido acceder a desdelinux.net y por lo que veo, esta situación se mantendrá hasta el mes que viene, comparto con ustedes una noticia que leí en Genbeta y que ha provocado que no pare de reír en buen rato. Les dejo al final el link con el artículo completo (con el video y los comentarios), pero lo copiaré acá textualmente para que no se tomen el trabajo o no se irriten a lo tonto 😀

El título del artículo de Genbeta es: “Windows 8 mejorará la experiencia de copiar y pegar” y dice lo siguiente:

Microsoft sigue avanzando con el desarrollo de Windows 8, y recientemente han revelado desde el blog oficial de MSDN las mejoras que tendremos en la función de copiar y pegar archivos. Y si creíais que la acción de mover archivos entre carpetas no podía mejorar, Microsoft nos demuestra que estábamos completamente equivocados al mismo tiempo que admite que la experiencia actual puede resultar algo confusa para el usuario.

Increible. Ahora Microsoft ha revolucionado la función de Copiar y Pegar en su flamante Windows 7 con más coloretes (a.k.a Windows 8).. Cuidadito ehh, que en una de estas sacan una patente por su gran invento y en Linux tenemos que jodernos. 😀

Como podéis ver en el vídeo, ahora el sistema unifica todos los procesos en una sola ventana para no tener varias esparcidas por la interfaz si estamos copiando varios archivos a varias localizaciones al mismo tiempo. Pero lo interesante es cómo al pulsar un botón esa ventana nos muestra información mucho más detallada de la copia (velocidad, un gráfico del rendimiento…), pudiendo pausar y priorizar una copia encima de otra para que ésta vaya más rápido. Una muy buena idea, ya que la ventana seguirá siendo la misma para los usuarios básicos mientras que los´más expertos tienen información útil a sólo un botón de distancia.

Otra cosa que ha mejorado sustancialmente es el diálogo de cambio de nombre al encontrar un conflicto entre archivos: con Windows 8 podremos seleccionar qué copias de un archivo queremos conservar una a una en una lista de imágenes, evitando que nos aparezca una ventana de diálogo para cada conflicto entre archivos. Desde luego, una buena forma de simplificar las cosas y una buena noticia ver cómo en Microsoft no sólo están centrados en cambiar la interfaz visual del sistema.

¿Dónde he visto yo esto? Déjame pensar… ¡¡¡Ahh siii!!! Gnome y KDE lo tienen y lo hacen desde hace muuucho tiempo, y sin necesidad de aplicaciones como SuperCopier, TeraCopy, HardCopy y cuantos Copy hayan para Windows. Ahora resulta que han revolucionado la forma en que se copian los ficheros…

No, si lo que falta es que le pongan pestañas al Explorador de Windows y la opción de dividir en 2 paneles y digan, que han mejorado la forma de explorar los archivos.

Enlaces: Artículo de Genbeta | Blog MSDN

GNU/Linux no es para pobres

Viendo un excelente artículo que publicó en su bitácora personal vpabogados recordé un antiguo post que escribí hace más de 3 años, en el que hablaba sobre el alto nivel de consumo de recursos, que estaban teniendo en aquel entonces los entornos de escritorio Gnome y KDE. Y vuelvo a afirmar lo que en ese momento dije:

GNU/Linux no es un sistema operativo para pobres.

¿Y es que acaso algún sistema lo es? Por lo general ningún fabricante de Hardware, Software o un desarrollador cualquiera, está pensando en hacer un producto que cubra las necesidades de ciertos y determinados países. Lo que a ellos les intersa es vender, y por lo general es una cadena, donde el Software obliga a obtener nuevo Hardware y viceversa.

En Cuba por ejemplo, aún se usa muchísimo el módem como método de conexión a la Red de redes, sin embargo, lograr conectarse con un módem en Linux es un incordio cuando se trata de WinMódems. El propio Ubuntu suspendió el Shipit y uno de los motivos que tuvieron en cuenta fué (según ellos), que normalmente todo el mundo tiene un ancho de banda lo suficientemente rápido, que le permite bajar sin problemas los .isos desde sus servidores o usando torrents. ¿Acaso le importa a Mark Shuttleworth las personas que aún se conectan con estos dispositivos? ¿Acaso le importa a Gnome que yo no tenga tarjeta de video con aceleramiento para utilizar correctamente su Shell? ¿Acaso le importa a los fabricantes de módems hacer sus dispositivos compatible con todo sistema y no solo Windows?

Por suerte, el Kernel de Linux con cada lanzamiento mejora el consumo de las memorias RAM y el hardware en general, pero una cosa es el Kernel y otra los Entornos de Escritorio. Gnome, KDE e incluso Xfce (que en algún momento fué bastante ligero), se suman a la lista de aquellos gigantes que crecen y crecen y necesitan más recursos. Y es normal, recuerden que antes movíamos nuestra información en disquetes de 1.44Mb y hoy en día, los discos externos y memorias flash superan los 20 Gbs llegando fácilmente al Tera. Como bien dijo vpabogados, son escritorios víctimas de la modernidad. Y no es que estén equivocados, en todo caso el jodido/afectado y víctima de esta modernidad, somos los habitantes del 3er (4to y hasta 5to) mundo.

Uno tiene que hacer maravillas para configurar un Gnome lo suficientemente ligero, como para que corra con 512Mb de RAM y le brinde espacio, a otras aplicaciones con alto consumo como LibreOffice o Firefox. Sin embargo, hay quien tiene 12Gb de RAM y usa Openbox 😀

La solución no será que los desarrolladores hagan un producto para personas con pocos recursos, porque lamentablemente, el paso del tiempo, los avances tecnológicos y la propia naturaleza del escritorio actual, casi obligan a que no sea asi. La solución es, de alguna forma, que los pobres actualicemos nuestros viejos cacharros y nos adaptemos a las nuevas tendencias.. Es intentarlo o morir en el intento..


Gnome3: ¿Una pérdida de tiempo?

Vivimos tiempos muy agitados, donde es fundamental ahorrar tiempo y acceder más rápido a todo. Esa filosofía de simplicidad y rapidez podemos apreciarla tanto en Gadgets, como en los propios Sistemas Operativos y han habido muchos cambios recientes que dan fé de ello. Al parecer, Ubuntu con Unity y Gnome con su Shell, quieren subirse al tren de la usabilidad, pero definitivamente, viajan en distintos vagones.

Para mí, Gnome Shell no es más que una pérdida total de tiempo y recursos, un proyecto que fracasará a largo plazo (ojalá me equivoque). Todavía Gnome 3 no es un producto terminado, por lo tanto, no sé a ciencia cierta que podemos hacer o no con él, pero los avances no son nada alentadores. Creo que los desarrolladores de Gnome están levantando una pared sin endurecer bien los cimientos, ya que desde mi punto de vista, Gnome tenía que dedicar todo su esfuerzo en completar, añadir, arreglar y mejorar el escritorio actual, para luego poner sobre él un Shell. Me parece estar viendo a Microsoft, que nunca terminó de corregir Windows XP y ya tiene 2 versiones por encima que acarrean, muchos de los errores de un Sistema Operativo (XP) que ha estado más de 8 años en el mercado.

Todavía Gnome carece de funcionalidades que otros proyectos como KDE, nos brindan. ¿Que tiene de malo el Gnome que hoy conocemos? Y no le estoy haciendo resistencia al cambio, simplemente, creo que aún no es el momento para imponer un Shell que no aporta ni facilidad, ni usabilidad. Creo que es el momento de portar a Gtk3 el trabajo que ya está hecho y mejorarlo, como KDE cuando pasó de Qt3 a Qt4. Cuando se logre estabilidad y consistencia en las aplicaciones, entonces se podrán adoptar nuevas filosofías y toda innovación que se haga será bien recibida.

Lo veo venir. Aparecerán errores, problemas, incompatibilidad y una gran cantidad de usuarios que se irán hacia otros escritorios. Con Gnome Shell subiendo la parada con los recursos requeridos en cuanto a hardware y abandonando Compiz por un lado, Miguel de Icaza metiendo Mono en todo lo que puede por el otro, la tumba de este gran proyecto se puede estar cavando a paso desmesurado.

Cuando tengan la oportunidad prueben. La sencillez a la que estamos acostumbrados se ha ido por el caño para dar paso a nuevos efectos que no aportan nada en realidad. Un menú más complicado, menos legible y un entorno en el que fácilmente te puedes perder si te descuidas. Algo que no es el caso de Unity, pero ese es otro cuento.

Esperemos a ver que pasa. Yo mientras tanto, como siempre digo, iré mirando de nuevo a mi querido Xfce o incluso a KDE si Gnome no cumple con mis perspectivas. Tiempo al tiempo.