De regreso a Gnome 2.30.x

Después de algunos días probando Gnome-Shell y el modo FallBack de Gnome3, he decidido regresar al viejo Gnome 2.30.

Con Gnome-Shell me sentí muy bien, por lo menos como escritorio, pero aún hay cosas que no terminan de convencerme como usuario final. Hay cosas que aún no tiene y que necesito. La casi “nula personalización”, la poca cantidad de temas para Gtk3, algunos errores que se encuentran por el camino y el consumo (muy elevado para mi gusto) del Shell, son algunos de los motivos por los cuales, regresé a la versión anterior.

El modo Fallback está mejor en este último aspecto, pero carece de las cualidades de su hermano mayor, como por ejemplo, la posibilidad de hacer Screencast, entre otras cosas. Aunque logré ajustarle algunos detalles, es un poco frustrante no poder añadir o eliminar applets en el panel y todo es demasiado cerrado para mi gusto. Pero entiendo que aún le falta bastante desarrollo, y debo confesar, que por lo menos esta variante se comportó mejor que Unity 2D en las pruebas que hice.

Esperaré con ansias Gnome 3.2 y veremos si para ese entonces, este excelente entorno de escritorio está lo suficientemente maduro, como para abrirle una vez más, las puertas en mi disco duro. Mientras tanto, vuelvo a LMDE y Gnome 2.30.2

Volví a Debian…

Siento mucho (incluso conmigo mismo) el tener que haber incumplido con mi meta de tener Ubuntu instalado en la PC, pero sinceramente no puedo llegar al mes. ¿Por qué? La culpa la tiene Gnome-Shell 😛

El problema es que a medida que lo voy utilizando el consumo se va elevando y si, me gustó, pero en mi PC lo que necesito es trabajar lo más amplio posible de recursos, no tener efectos en el escritorio. Desgraciadamente Gnome-Shell en Ubuntu no instala el modo fallback, o por lo menos, no me deja escogerlo en el GDM y Debian si. Por más que busqué, no encontré como hacerlo sin tener que desacelerar mis gráficos. Así que me despedí de Ubuntu, del cual debo decir, tampoco me demostró que estuviera 100% estable con Unity2D.

Pues nada, eso, me volví a Debian. Estoy de nuevo en casa.

Atajos de teclado para Gnome-Shell

Si me adentro en algo, trato de conocer bien donde me estoy metiendo. Como todo buen escritorio, Gnome-Shell también tiene sus atajos de teclado e incluso, algunos muy sorprendentes que nos permitirán movernos entre el Escritorio y el Overview (Información General, por decirlo de algún modo. Es la vista que se obtiene cuando hacemos clic en Activities).

  • Tecla Windows: Cambiar entre aplicaciones o escritorios. Organiza las ventanas abiertas de forma que puedas verlas todas en Overview y seleccionar la que desees.
  • Alt+F1: Cambiar entre el Overview y el Escritorio.
  • Alt+F2: El ejecutar de toda la vida.
  • Alt+Tab: Cambiar entre aplicaciones usando la ventana emergente.
  • Alt+Shift+Tab: Lo mismo que el anterior, pero con las aplicaciones a la inversa.
  • Alt+[Tecla de Abajo + Tab]: Cuando ejecutamos esta combinación, se muestra lo mismo pero podemos ver que ventanas tiene abierta cada aplicación.
  • Ctrl+Alt+Tab: Abre conmutador de accesibilidad.
  • Ctrl+Shift+Alt+R: Sencillamente genial. Con esta combinación de teclas podemos hacer un Screencast de nuestro Escritorio. Lo empezamos y lo terminamos con la misma combinación.
  • Ctrl+Alt+Flechas Arriba/Abajo: Cambiar entre escritorios (parecido a Compiz).
  • Ctrl+Alt+Shift+Flecha Arriba/Abajo: Movemos la ventana actual a un escritorio diferente.

Especialmente la opción de hacer el Screencast es una pasada.. Pueden ver estos atajos y su explicación en este enlace.

Gnome3 a puntito de caramelo :D

Ya logré que la mayor parte de las cosas funcionaran en Gnome3 (FallBack Mode). Al parecer, cuando instalé los paquetes, me faltaron por actualizar otros que tenían que ver algo con la configuración, así que (casi) todo lo que necesitaba ya lo tengo hecho. Con la actualización de dichos paquetes, ya pude configurar lo siguiente:

  • Teclado en (Inglés con teclas muertas).
  • Metacity con el tema Minty-Freshness.
  • Ya pude configurar las fuentes que quería y como quería. Al reducir el tamaño de las mismas, se redujo el tamaño del panel.
  • Ya pude cambiar el tema de iconos y puse Faenza-Dark.
  • El tema del cursor no lo cambié porque el que viene por defecto me gusta 😛

¿Que me queda pendiente?

  • Cambiar el tema Gtk. Con gnome-tweak-tool ya se puede hacer, lo que pasa que el que escogí para probar, no se mostraba bien. Tengo que documentarme al respecto.
  • Cambiar el reloj del medio del panel superior (si es que algún día se pueden mover los applets del panel).
  • Con gnome-tweak-tool también pude habilitar la opción de mostrar Iconos en el escritorio, pero cuando oprimo F5 se me va el fondo y se queda en blanco. Al parecer es un bug que aún no ha sido corregido.
  • Ir puliendo otras cosillas.

Debo decir que, a pesar de que se encuentra en los repositorios de Experimental, Gnome3 + Shell, es bastante estable para mi gusto, asi que me quedaré probándolo un buen tiempo, pero eso si, nada de Shell 😛

Como configurar Metacity en Gnome3

Leyendo nuevamente mi propio post, me di cuenta de algo, el gestor de ventanas se me parecia mucho a Metacity, y en efecto, era Metacity. Para cambiar el estilo que traia, tuve que hacer uso de Gconf-Editor. Para ello modifique como pueden ver en la imagen, los valores:

  • /apps/metacity/general/button_layout
  • /apps/metacity/general/theme

Y listo. 😀

Ya tengo Gnome3 instalado..

Antes que nada debo pedir disculpas por el simple hecho de que escribire sin tildes y sin algunos caracteres correctamente. Esto se debe a lo que voy a explicar a continuacion.

Se me subio el loco y desde bien temprano, me dispuse a instalar Gnome3 desde los repositorios experimentales de Debian. Debo decir que todo salio bastante bien ya que hasta ahora no he tenido ningun cuelgue o cosa parecida, y los problemas que ahora mismo tengo, son de configuracion. Para empezar creo que esta de mas decir que no estoy usando Gnome-Shell, sino el modo FallBack, por lo que tengo la apariencia similar a Gnome 2.x.x. Y debo ser justo, es cierto que todo va mas fluido. Siento que las aplicaciones se abren y se cierran con mayor rapidez.

Configuracion nula.
Hay cosas que no he logrado hacer y las describo a continuacion. En Gnome3 el nivel de configuracion es nulo. Al principio me salio el borde de las ventanas por defecto, pero ahora me sale uno bastante feo que podran ver en la imagen que adjunto al final. Les digo todo lo que no puedo hacer:

  • No he podido configurar el teclado en Ingles (con teclas muertas) ni ningun otro esquema de idioma, por lo tanto no tengo ni acentos, ni nada que conlleve algun simbolo raro.
  • Los paneles son como piedras, no se inmutan, ni se pueden configurar. No puedo quitar o poner applets. No puedo cambiarles el tamano ni nada.
  • Instale gnome-tweak-tool, una herramienta que supuestamente sirve para configurar el shell y la unica opcion que funciona, es la de mostrar los botones de Minimizar y Maximizar. No me deja cambiar las fuentes, ni nada de las otras opciones que muestra.
  • Tampoco puedo cambiar iconos, tema gtk ni cursores.

Estoy tratando de poder configurar todo esto, pues como dije al principio en honor a la verdad, el modo fallBack me gusta bastante y se siente bien ligero. Todo adelanto que logre obtener, se lo ire comunicando paulatinamente..

Gnome-Shell ¿De que vas?

No dejo de pensar en Gnome 3 y especialmente en su Shell, como un conjunto de decisiones equivocadas. Creo que más allá de un nuevo concepto, dejarán firmado mediante un cambio extremadamente brusco, su sentencia de muerte. En este artículo tengo pensado criticar sin el menor esfuerzo de negarlo, y advierto que todo lo que leerán a continuación, no es más que mi modesta opinión personal.

No voy a hablar sobre lo que no hemos visto, sino de lo que han mostrado. Empezando por el video de presentación, al que solo le hizo falta un fondo blanco para imitar completamente a los videos promocionales de Apple, y digo el fondo porque la música, es muy similar. 50 segundos para mostrar como se ajustan las ventanas cuando se desplazan y nada más. Creanme, no me engancharon ni un poquito. Los de Cupertino tienen que darle clases a la gente de Gnome en márketing.

Interfaz y enredo.

El primer cambio radical fué eliminar los botones de Minimizar/Maximizar. A pesar de que muchos usuarios hacen uso del doble clic sobre el título de la ventana para realizar esta acción ¿A quién se le ocurre eliminar dichos botones? Y no lo digo por mi, sino por cualquier usuario de Windows, KDE, Xfce, Gnome2 e incluso Mac OS. Esta acción ahora se realizar desplazando las ventanas hacia el borde superior. Asi que si eres uno de esos usuarios nuevos, de los que ahora usará Gnome, busca un mapa para que no te pierdas..

Hay cosas que no termino de entender de la interfaz de Gnome-Shell. Se supone que estamos en una era donde los netbooks y dispositivos pequeños están de moda. Fíjense en la imagen posterior. Un dock -porque es un dock ¿verdad?- enorme, con iconos inmensos, que al ser 6 quedan bien ajustados, pero ¿Y si añado otros 6 iconos? Un panel cerrado a modificaciones, con el reloj en el medio, lo cual no me gusta para nada y los iconos de lo que yo llamo la bandeja del sistema extremandamente separados. Eso sin hablar de los iconos de la aplicaciones en el panel. Supongo que tengan un icono grandote de ese tipo para cada paquete del repositorio. Definitivamente no está pensado para pantallas chicas.

Pero fíjense en imagen a continuación. ¿Acaso hay dos áreas de notificaciones -o bandejas del sistema- como prefieran llamarle? Arriba está el icono de la batería, el bluetooth, la red… etc, y en la parte inferior derecha el reproductor y algo similar al estado del usuario en la mensajería, que a su vez, también se puede apreciar en la parte superior donde dice Live System User.

Y fíjense en la búsqueda, la cual tiene los caracteres “pa” y lo primero que aparece en el resultado es Gnome-Disk-Utility, e incluso, relaciona otro elementos como Date and Time ¿En que parte esas aplicaciones tienen las letras PA de tal forma que coincidan con la búsqueda? 😕

Por último esta otra imagen, relacionada según el nombre, con algo de Chat. ¿Eso es un cliente IRC, Jabber o Twitter? Fíjense además en el tamaño de los botones en Nautilus y el Visor de Imágenes, por no hablar de los colores.

Y esto es tan siquiera sin usarlo. A eso se le suma que ya no existen efectos de Compiz y por lo que pude probar mediante el LiveCD de Fedora, Gnome-Shell se comporta lento a más no poder.

Solo me queda gritar: ¡¡¡Por Dios, un diseñador de interfaces urgente antes del 6 de abril!!! 😀

Unity: ¿Cómo marcar la diferencia?

Como les comentaba ayer, Gnome Shell es una pérdida de tiempo total y completa, y les decía que no considero que Unity sea el mismo caso. En un comentario de un artículo que escribí anteriormente, un usuario llamado Trece me decía algo que es realmente cierto: Unity es más que un dock y un panel.

A lo mejor sería absurdo comparar o echar a competir estos dos proyectos. Es posible que el objetivo de cada uno sea distinto, pero esta vez, me haré la idea de que realmente son adversarios.

La diferencia entre Gnome-Shell y Unity para mi está, en que el primero solo trata de mejorar la apariencia del escritorio (Gnome) tratando de añadir algunas funcionalidades o mejoras, y el segundo, realmente añade esas mejoras. Ubuntu tiene a su favor grandes ideas que pueden salir tanto de los desarrolladores, como de los usuarios de la comunidad. Si hay algo que atrapa de esta distribución, son los cambios visuales y su apariencia.

Repasemos solamente, las últimas novedades que nos trae OMG Ubuntu sobre Unity para ejemplificar lo que hablo.

Un nuevo applet para las conexiones de red. Que no solo mejora a simple vista en su apariencia, sino en usabilidad. Fíjense en los botones para apagar/encender las conexiones.

Podemos apreciar la perfecta integración de Thunderbird con el Dock de Unity. Ubuntu lanzó un API para todas aquellas personas interesadas en desarrollar y mejorar los elementos del lanzador de Unity y ya se están viendo los resultados. Incluso, ya hasta se puede redimensionar el tamaño del Dock (por defecto tiene 48px) y ponerlo en 32px o 64px. Existen otras funciones inteligentes, como asociar ficheros con los iconos de aplicaciones, y más, mucho más.

Unity es más que simple maquillaje para Gnome. Unity es más que un Shell. Unity le brindará a Gnome una mayor integración con todos los elementos de nuestro Sistema Operativo y particularmente, me gustaría tener la opción de poder utilizarlo en Debian, porque definitivamente, aunque muchos crean lo contrario, Unity marcará la diferencia.