¿Por qué no uso KDE definitivamente?

Hace unos días me aventuré a probar KDE 4.6.6 en Debian Testing. El objetivo principal no era otro que darle una oportunidad, o convencerme que definitivamente, este excelente entorno de escritorio no es para mi. Como me lo esperaba, fué lo segundo.

No es que esté predispuesto como me dijera KZKG^Gaara, sino que todavía hay muchas cosas que no me acaban de convencer y por eso he redactado este post, para compartir con ustedes esos detalles que tiene KDE que aún no terminan de gustarme.

Me instalé el paquete de KDE-Full para que no faltara nada y pude comprobar algo que ya sabía y que sin duda alguna merece su mérito: KDE tiene el conjunto de aplicaciones más completo que existe en GNU/Linux. No le falta nada. Pero ahi es donde entra una de las cosas que no me gustan.

La súper integración del escritorio y sus aplicaciones son un tanto excesivas. Puedo citar un ejemplo: Me encanta Kmail, el cliente de correo de KDE, pero este no funciona correctamente si no tienes KWallet funcionando y Akonadi, sobre todo para la gestión de los contactos. Sin KWallet funcionando, Kmail no recuerda las personas a las que le escribo o que tengo en mis Contactos, por lo que no autocompleta las direcciones de correo.

Como todo usuario de KDE debe saber, Akonadi + Virtuoso + Nepomuk son indispensables para que KDE funcione como escritorio semántico, pero al mismo tiempo, elevan el consumo del mismo haciendo que el rendimiento se vea algo pobre. Siempre podemos desactivar (un poco) estas aplicaciones, pero al final siempre harán falta para algo.

KDE es configurable hasta su último rincón, pero para mi gusto todo anda demasiado separado. Es cierto que podemos tener la barra de un color, las ventanas de otro, pero esto se me hace muy tedioso. La gestión de colores aún no termino de entenderla bien y hay algo en la interfaz que no termina de gustarme. El tema Oxygen lo veo muy ñoño, y por más que instalé los motores Gtk necesarios, las aplicaciones Gtk que siempre uso (Firefox, Thunderbird, Pidgin) se veían horrorosas. Eso por no hablar del menú. Lento y para mi con poca accesibilidad. Muchos clic de ratón para llegar a donde se quiere o volver a atrás.

Me disculpan los fanboy de KDE pero Plasma me parece un asco. Configurar los elementos del panel parece toda una Odisea y es que no lo veo para nada intuitivo. Si no usas un Plasmoid o la opción de ver carpetas, el Escritorio de KDE solo sirve para poner un fondo de pantalla.

El panel de Administración/Configuración del Sistema o como quieran llamarle, tiene todo lo que necesitamos, pero es lento y se me hace muy denso. Un usuario nuevo se perdería con tantas opciones. Creo que deberían poner alguna variante más resumidas con las funciones que más se utilizan. Con la gestión de la red y el proxy tuve varios problemas de adaptación.

En fin. Son muchas las cosas que puedo mencionar, pero a modo de resumen puedo decir, que no me gusta tener tantas opciones en un escritorio como tiene KDE, o mejor dicho, no de forma tan complicada. Si tuviese que definir con 3 palabras a KDE, utilizaría: Mounstro, Denso y Abarrotado.

Será que estoy acostumbrado a tener las cosas de forma sencilla en Gnome 2.30 o Xfce 4.8, pero si KDE tuviese menos opciones de configuración creo que yo, y cualquier usuario que solo necesite un buen escritorio para trabajar, seríamos más felices. No es por criticar a KDE, y estoy seguro que sus usuarios podrán encontrar una justificación para cada cosa que no me gusta, incluso a lo mejor para KDE 5 le dé otra oportunidad, pero es que definitivamente, ese escritorio no es para mi.

[end]

Gnome-Shell ¿De que vas?

No dejo de pensar en Gnome 3 y especialmente en su Shell, como un conjunto de decisiones equivocadas. Creo que más allá de un nuevo concepto, dejarán firmado mediante un cambio extremadamente brusco, su sentencia de muerte. En este artículo tengo pensado criticar sin el menor esfuerzo de negarlo, y advierto que todo lo que leerán a continuación, no es más que mi modesta opinión personal.

No voy a hablar sobre lo que no hemos visto, sino de lo que han mostrado. Empezando por el video de presentación, al que solo le hizo falta un fondo blanco para imitar completamente a los videos promocionales de Apple, y digo el fondo porque la música, es muy similar. 50 segundos para mostrar como se ajustan las ventanas cuando se desplazan y nada más. Creanme, no me engancharon ni un poquito. Los de Cupertino tienen que darle clases a la gente de Gnome en márketing.

Interfaz y enredo.

El primer cambio radical fué eliminar los botones de Minimizar/Maximizar. A pesar de que muchos usuarios hacen uso del doble clic sobre el título de la ventana para realizar esta acción ¿A quién se le ocurre eliminar dichos botones? Y no lo digo por mi, sino por cualquier usuario de Windows, KDE, Xfce, Gnome2 e incluso Mac OS. Esta acción ahora se realizar desplazando las ventanas hacia el borde superior. Asi que si eres uno de esos usuarios nuevos, de los que ahora usará Gnome, busca un mapa para que no te pierdas..

Hay cosas que no termino de entender de la interfaz de Gnome-Shell. Se supone que estamos en una era donde los netbooks y dispositivos pequeños están de moda. Fíjense en la imagen posterior. Un dock -porque es un dock ¿verdad?- enorme, con iconos inmensos, que al ser 6 quedan bien ajustados, pero ¿Y si añado otros 6 iconos? Un panel cerrado a modificaciones, con el reloj en el medio, lo cual no me gusta para nada y los iconos de lo que yo llamo la bandeja del sistema extremandamente separados. Eso sin hablar de los iconos de la aplicaciones en el panel. Supongo que tengan un icono grandote de ese tipo para cada paquete del repositorio. Definitivamente no está pensado para pantallas chicas.

Pero fíjense en imagen a continuación. ¿Acaso hay dos áreas de notificaciones -o bandejas del sistema- como prefieran llamarle? Arriba está el icono de la batería, el bluetooth, la red… etc, y en la parte inferior derecha el reproductor y algo similar al estado del usuario en la mensajería, que a su vez, también se puede apreciar en la parte superior donde dice Live System User.

Y fíjense en la búsqueda, la cual tiene los caracteres “pa” y lo primero que aparece en el resultado es Gnome-Disk-Utility, e incluso, relaciona otro elementos como Date and Time ¿En que parte esas aplicaciones tienen las letras PA de tal forma que coincidan con la búsqueda? 😕

Por último esta otra imagen, relacionada según el nombre, con algo de Chat. ¿Eso es un cliente IRC, Jabber o Twitter? Fíjense además en el tamaño de los botones en Nautilus y el Visor de Imágenes, por no hablar de los colores.

Y esto es tan siquiera sin usarlo. A eso se le suma que ya no existen efectos de Compiz y por lo que pude probar mediante el LiveCD de Fedora, Gnome-Shell se comporta lento a más no poder.

Solo me queda gritar: ¡¡¡Por Dios, un diseñador de interfaces urgente antes del 6 de abril!!! 😀

Gnome3: ¿Una pérdida de tiempo?

Vivimos tiempos muy agitados, donde es fundamental ahorrar tiempo y acceder más rápido a todo. Esa filosofía de simplicidad y rapidez podemos apreciarla tanto en Gadgets, como en los propios Sistemas Operativos y han habido muchos cambios recientes que dan fé de ello. Al parecer, Ubuntu con Unity y Gnome con su Shell, quieren subirse al tren de la usabilidad, pero definitivamente, viajan en distintos vagones.

Para mí, Gnome Shell no es más que una pérdida total de tiempo y recursos, un proyecto que fracasará a largo plazo (ojalá me equivoque). Todavía Gnome 3 no es un producto terminado, por lo tanto, no sé a ciencia cierta que podemos hacer o no con él, pero los avances no son nada alentadores. Creo que los desarrolladores de Gnome están levantando una pared sin endurecer bien los cimientos, ya que desde mi punto de vista, Gnome tenía que dedicar todo su esfuerzo en completar, añadir, arreglar y mejorar el escritorio actual, para luego poner sobre él un Shell. Me parece estar viendo a Microsoft, que nunca terminó de corregir Windows XP y ya tiene 2 versiones por encima que acarrean, muchos de los errores de un Sistema Operativo (XP) que ha estado más de 8 años en el mercado.

Todavía Gnome carece de funcionalidades que otros proyectos como KDE, nos brindan. ¿Que tiene de malo el Gnome que hoy conocemos? Y no le estoy haciendo resistencia al cambio, simplemente, creo que aún no es el momento para imponer un Shell que no aporta ni facilidad, ni usabilidad. Creo que es el momento de portar a Gtk3 el trabajo que ya está hecho y mejorarlo, como KDE cuando pasó de Qt3 a Qt4. Cuando se logre estabilidad y consistencia en las aplicaciones, entonces se podrán adoptar nuevas filosofías y toda innovación que se haga será bien recibida.

Lo veo venir. Aparecerán errores, problemas, incompatibilidad y una gran cantidad de usuarios que se irán hacia otros escritorios. Con Gnome Shell subiendo la parada con los recursos requeridos en cuanto a hardware y abandonando Compiz por un lado, Miguel de Icaza metiendo Mono en todo lo que puede por el otro, la tumba de este gran proyecto se puede estar cavando a paso desmesurado.

Cuando tengan la oportunidad prueben. La sencillez a la que estamos acostumbrados se ha ido por el caño para dar paso a nuevos efectos que no aportan nada en realidad. Un menú más complicado, menos legible y un entorno en el que fácilmente te puedes perder si te descuidas. Algo que no es el caso de Unity, pero ese es otro cuento.

Esperemos a ver que pasa. Yo mientras tanto, como siempre digo, iré mirando de nuevo a mi querido Xfce o incluso a KDE si Gnome no cumple con mis perspectivas. Tiempo al tiempo.

Está por nacer un nuevo escritorio: Antico

Antico
Antico

Vía KDE-Hispano me entero de esta noticia que a más de uno debe alegrar. Cito textualmente la noticia:

Antico es un Escritorio + Administrador de ventanas basado en Qt4/X11 (por ejemplo, KDE + KWin)

El objetivo de Antico es crear un administrador de ventanas/escritorio simple y rápido. Todos los parámetros se deberían poder configurar desde unos pocos archivos, eliminando complicaciones innecesarias, siguiendo una filosofía de manejo simple (K.I.S.S.).

Este proyecto tiene pensado basarse solamente en Qt4, tratando de no depender en ninguna dependencia externa (por ejemplo, no depender de bibliotecas KDE)

Me parece una excelente opción, aunque no soy muy amante a las Qt. Veamos cuando salga de forma oficial…

( Actualizado ). Buscando por la red encontré el blog ¿Oficial? de Antico donde podemos encontrar más detalles del mismo.