Cuba celebra el software libre


Factores como el desconocimiento, la falta de preparación, problemas de conectividad y de tecnologías, entre otros, si bien han ralentizado la migración cubana a plataformas basadas en Linux no han logrado detenerla

Con más de 5 000 usuarios activos de plataformas de código abierto, y un creciente interés por el software libre, respaldado por la decisión gubernamental de ir migrando hacia estos sistemas, Cuba evidencia que la apuesta por esta tecnología va en serio, aunque no todo lo rápido que se quisiera.

Factores como el desconocimiento, la falta de preparación, problemas de conectividad y de tecnologías, entre otros, si bien han ralentizado la migración cubana a plataformas basadas en Linux no han logrado detenerla, como lo evidencia el interés que despertó la edición nacional del Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISOL 2009), considerado el evento de difusión de esta tecnología más grande en Latinoamérica.

Durante una semana profesores y estudiantes de la Universidad de las Ciencias Informáticas, de otros centros de estudios superiores, así como aficionados al software libre y miembros de la comunidad Linux Cuba, recorrieron instituciones como la propia UCI, la CUJAE, la Universidad de La Habana, tecnológicos de informática o el Instituto Superior de Diseño Industrial, aclarando dudas, instalando sistemas y programas basados en software libre, y en general familiarizando a las personas con esta plataforma.

El cierre de FLISOL 2009, que se realiza desde el año 2005 y cuyo principal objetivo es promover el uso del software libre, tuvo como sede principal el Palacio Central de Computación, institución perteneciente al movimiento de los Joven Club de Computación y Electrónica, proyecto que apoya desde la docencia la introducción de esta tecnología en el país.

Otras instituciones que trabajan con este fin, como la UCI, la Red Telemática de Salud de Cuba (Infomed), el Ministerio de Educación Superior, el de Informática y las Comunicaciones, la Aduana General de la República, entre otros, también intercambiaron experiencias entre sí y con miembros de la comunidad Linux Cuba durante FLISOL 2009.

El software libre, reconocieron todos, es una necesidad impostergable para un país como Cuba que, acosado por el bloqueo norteamericano, se ve imposibilitado muchas veces de la adquisición de software propietario, o de conocer cómo funcionan aquellos que compra, filosofía que, entre otros aspectos, defienden con fuerza quienes apoyan el desarrollo de sistemas y programas de código abierto.

Además de las conferencias sobre el tema, los asistentes a FLISOL, que tuvo ediciones similares en varias cabeceras provinciales y municipales, también pudieron conocer nuevos proyectos como la idea de impulsar una versión cubana de la enciclopedia virtual Wikipedia, el funcionamiento de los clientes ligeros de computación, del sistema operativo cubano Nova, así como copiar, intercambiar e interactuar con computadoras donde previamente se instalaron sistemas Linux.

Fuente: JuventudRebelde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s